Después de mucha investigación encontré un e-book que hasta ahora me ha significado días extra de vida, literalmente. Se llama “Powerful Sleep: Secrets of the Inner Sleep Clock”, de Kacper Postawski. (en el sitio web del autor te envían los dos primeros capítulos gratis, aunque son los capítulos que siguen son los realmente interesantes).

Aun cuando acá resumiré lo que debes hacer para quedar como nuevo/a en 5 o 6 horas de sueño, recomiendo comprar el libro, porque ahí se explica cómo funciona nuestro cuerpo al dormir y cómo es posible que estos cambios de hábitos produzcan un efecto tan increíble como que tu día dure dos o tres horas más. Al entender el mecanismo del sueño, uno se motiva más a intentarlo. Pero acá te ahorro la lectura en inglés y la necesidad de comprar el libro y te revelo una información que es un verdadero tesoro.
Pero primero, algunos datos a considerar:
-La University of California publicó los resultados de un impactante estudio donde concluyen que quienes duermen 8 horas o más aumentan en un 50% su tasa de mortalidad en comparación con quienes duermen menos.
-En realidad, lo que necesitamos es más energía, no más horas de sueño.
Para optimizar las horas de sueño:
-Procura obtener más luz natural durante el día, abriendo las cortinas apenas abrimos un ojo, eliminando los lentes de sol a menos que sea muy necesario (a medio día en el verano) e instalando luces de luz día si estás mucho rato en un ambiente sin luz natural.
-Toma 8 vasos de agua al día. Para cumplir con las funciones que realiza el organismo mientras duerme se necesita agua, de otro modo se requiere un esfuerzo mayor que significa menos descanso (por eso es común despertar con sed).
-Pero no tomes mucha agua ni comas dos horas antes de dormir, para que no te den ganas de ir al baño en la noche y el cuerpo no trabaje de más haciendo la digestión.
-Haz más actividad física (30 minutos al día bastarán).
-Evitar el café o la Coca-Cola. Por lo menos evitarla por las tardes. El alcohol también es pésimo.
-Si puedes, son muy recomendables las siestas de entre 15 y 45 minutos. ¡Nunca más que eso!
-No existe eso de “recuperar el sueño” el fin de semana. Todos los días deben tener un mismo horario para que el sistema resulte.
-Para despertar bien, hay que encontrar el momento exacto en que se termina un ciclo del sueño. Si despiertas en medio de un ciclo, despiertas atontado/a y somnoliento/a. Para detectar este punto, intenta despertándote 10 minutos antes que lo normal. Si despiertas cansada/o, intenta con otros 10 minutos antes. Yo me despertaba a las 7:00 AM y demoraba unas dos horas en sentirme alerta y bien. Ahora me despierto a las 5:50 AM y de un salto estoy activo todo el día, durmiendo 6 horas y 20 minutos en vez de 8 horas (según el libro, se puede lograr dormir no más de 5 horas, pero yo no he aplicado al pie de la letra sus consejos).